martes, 15 de septiembre de 2009

Avalancha de noticias sobre la Estatua de Millán Astray en La Coruña

(Fotografía aparecida hoy en La Opinión Coruña)

A lo largo de la semana pasada y lo que va de la presente se han multiplicado las noticias acerca de la retirada de la estatua de Millán Astray en medios de comunicación de alcance local y nacional.
Es de destacar la decidida y valerosa defensa del fundador de la Legión por parte de la Asociación de Veteranos, a la que se han sumado otras organizaciones.

Importante, asimismo, que el PP local haya reaccionado y planteado reservas a la retirada del monumento.

La ADVH, obviamente, apoya a los Veteranos de la Legión, sabiamente presididos por Vicente Fernández Riera, y estará presente en los actos de recuerdo y homenaje a Millán Astray que se realizarán estos días.

martes, 14 de abril de 2009

Ante el 78 aniversario de la instauración en España de la II República

El martes 14 de abril se cumplirán 78 años de la instauración en España de la II República.
La Asociación para la Divulgación de la Verdad Histórica desea manifestar públicamente su repulsa hacia ese período de nuestra historia que puede considerarse uno de los más nefastos, violentos y totalitarios padecidos por nuestra Patria, hasta el punto de desembocar en una cruenta guerra cuyo preludio fue la insurrección armada organizada y llevada a cabo por el PSOE y la UGT en octubre de 1934.
La II República nació ilegalmente, sin el más mínimo respeto a los procedimientos democráticos vigentes, precedida por un golpe de Estado y una sublevación (Jaca y Cuatro Vientos en diciembre de 1930) que desde un primer momento demostraron la intención de muchos republicanos de imponer la República por la fuerza.
La pasividad del Gobierno ante el asalto, saqueo y quema de iglesias y otros edificios religiosos en mayo de 1931, así como el sectarismo anticatólico de la Constitución republicana, que atentaba contra libertades tan fundamentales como la religiosa y la de enseñanza, puso en una situación de opresión y discriminación constantes a millones de españoles creyentes. Opresión que pronto se convirtió en auténtica persecución religiosa llegando a extremos de crueldad inimaginable durante la insurrección socialista de 1934 y durante la guerra de 1936 en la zona roja.
La censura de prensa coartó en todo momento la legítima libertad de expresión de quienes no comulgaban con el régimen republicano o simplemente con los gobiernos republicanos de izquierda.
Republicanos de izquierda supuestamente moderados como Azaña trataron de anular las elecciones que dieron el triunfo al centro y a la derecha en noviembre de 1933, demostrando que su particular concepción de democracia se limitaba a respetar la concurrencia política de las opciones políticas de izquierda, pero negando la posibilidad de alternancia política a las derechas.
Los socialistas del PSOE y la UGT, liderados por Francisco Largo Caballero no aceptaron tampoco la victoria centro-derechista, dieron por superada la república que ellos llamaban burguesa, creyeron necesaria la imposición inmediata de la dictadura del proletariado, y prepararon una guerra civil que estalló, de hecho, en octubre de 1934.
Los comunistas del PCE, partidarios también de la dictadura del proletariado, actuaron en todo momento a las órdenes del tiránico dictador Stalin, aun cuando adoptaron el disfraz de defensores de la democracia.
Tanto unos como otros (socialistas y comunistas) reivindicaron la fracasada revolución de octubre durante las elecciones de 1936, mientras Largo Caballero amenazaba con ir de nuevo a la guerra civil en el caso de que la derecha volviese a ganar en las urnas.
Socialistas fueron quienes asesinaron al jefe de la oposición José Calvo Sotelo el 13 de julio de 1936.
Socialistas, comunistas y anarquistas, principalmente, quienes en zona republicana, durante la guerra, detenían ilegalmente, torturaban salvajemente y asesinaban arbitrariamente a miles de españoles por el mero hecho de creer en Dios o no ser de izquierda, en ocasiones con la complicidad de las autoridades republicanas y las más de las veces ante la dejadez de funciones de las mismas.
Hasta tal punto degeneró la II República en un régimen totalitario, sectario y persecutorio, que muchos de los militares, intelectuales y políticos que conspiraron para establecerla, pronto acabarían desencantados, críticos y, en algunos casos, partidarios del alzamiento de 18 de julio de 1936 (Marañón, Pérez de Ayala, Ortega, Queipo de Llano, Alejandro Lerroux, Niceto Alcalá Zamora, etc)
Todos estos hechos y muchos más que demuestran el cariz tiránico que fue tomando la II República, están más que documentados.
Es por ello asombroso que a estas alturas todavía, desde instancias políticas y culturales muy concretas, se pretenda pasar por alto todos esos acontecimientos, y se manipule la historia para hacer creer que la II República fue un modelo de régimen democrático, pacífico y tolerante, y los combatientes republicanos luchadores por la libertad.
ADVH no puede confiar en la sinceridad de quienes dicen ser demócratas y respetuosos de las ideas ajenas y reivindican la II República ofreciéndola como un espejo en el que nuestra actual democracia debería mirarse.
Al igual que en los años 30 las izquierdas defendían teóricamente la democracia y la libertad, pero en la práctica trabajaban por la instauración de la dictadura del proletariado por medio de la represión y la guerra, cabe pensar si los hoy exaltados apologistas de la II República no están tratando de instrumentalizar la historia al servicio de ideologías tendencialmente totalitarias.
Si no es así, socialistas, comunistas, anarquistas y separatistas debieran pedir perdón por todos los crímenes cometidos durante la II República, por la coerción que ejercieron contra quienes no pensaban como ellos, por su pretensión de instaurar en España la dictadura del proletariado o el comunismo libertario.

Ante el LXXVIII aniversario de la II República Española

miércoles, 1 de abril de 2009

EN EL LXX ANIVERSARIO DEL FIN DE LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA

Hoy, día 1 de abril, se cumplen 70 años del final de la Guerra Civil en España.
Sin entrar ahora a juzgar lo ocurrido en España a partir de esa fecha, la Asociación para la Divulgación de la Verdad Histórica (ADVH) desea recordar a todos los que desde uno u otro bando lucharon con el deseo de construir una España mejor.
A los combatientes republicanos que, engañados por sus dirigentes, creían equivocadamente pelear por la libertad y la justicia, y a los combatientes nacionales que empuñaron las armas en defensa de la ley moral y las libertades conculcadas por la II República y amenazadas por el Frente Popular y los partidos, asociaciones y sindicatos de izquierda.
Recordar también que las arbitrariedades, ilegalidades y abuso de poder del gobierno del Frente Popular; su pasividad a la hora de perseguir y condenar a los grupos de izquierda (socialistas, comunistas y anarquistas) que ejercían el terrorismo; los antecedentes golpistas de algunos de los partidos del Frente Popular (PSOE, PCE) que se alzaron en armas contra la República en octubre de 1934 o secundaron la insurrección; las amenazas de esos mismos partidos durante las elecciones de 1936 advirtiendo que de perder las elecciones provocarían otra guerra civil y su intención declarada de ir hacia la superación de la República democrática para implantar la democracia del proletariado, provocaron la reacción, en legítima defensa, de millones de españoles que se resistieron a padecer la represión y la persecución a manos de socialistas, anarquistas y comunistas.
Recordar asimismo a las víctimas del terror rojo. Víctimas de una represión proporcionalmente mayor a la ejercida en la zona nacional y de una crueldad sin parangón.
ADVH lamenta profundamente la manipulación de la historia en lo que se refiere a la Guerra Civil por parte de partidos, sindicatos y asociaciones culturales de izquierda que tratan de hacer pasar por luchadores de la libertad y la democracia a quienes militaban en partidos o sindicatos manifiestamente partidarios de iniciar una guerra civil para represaliar a sus adversarios políticos e instaurar la dictadura del proletariado, un régimen similar al del tirano Stalin –uno de los mayores dictadores y criminales de la historia-, o, en otros casos, la implantación del comunismo libertario.
ADVH advierte del riesgo de que esos grupos de izquierda pretendan criminalizar a todos aquellos que, actualmente, no compartan la ideología socialista, comunista o anarquista.

viernes, 13 de marzo de 2009

Sobre unas declaraciones del sr. Monge, Presidente de la CRMH, proponiendo que se pongan trabas a la libertad de expresión

La Coruña, 14 de marzo de 2009


COMUNICADO DE PRENSA

sobre unas declaraciones del sr. Monge, Presidente de la CRMH, proponiendo que se pongan trabas a la libertad de expresión


La Asociación para la divulgación de la verdad histórica (ADVH), que reiteradamente se ha manifestado en contra del criterio sectario e ilegal seguido por D. Manuel Monge y la ARMH que preside, a la hora de proponer los cambios debidos a la aplicación de la Ley de memoria histórica, desea expresar su más honda preocupación y repulsa por unas declaraciones del sr. Monge recogidas hoy en algunos medios de comunicación, en las que pide que la estatua de Millán Astray se elimine lo antes posible a partir del momento en que el pleno lo apruebe para evitar “manifestacións o excursións para homenaxealo”.
El general Millán Astray, le guste o no al sr. Monge, es el fundador de una unidad de combate -la Legión- que ha prestado impagables servicios a España antes, durante y después de la Guerra Civil y que sigue prestándolos dentro y fuera de nuestras fronteras. Nadie puede impedir que, siempre y cuando no se altere el orden público, todos los españoles agradecidos al Tercio salgamos a la calle a homenajearlo o a manifestarnos contra la injusta y arbitraria decisión de retirar su estatua.
El sr. Monge ha dado una muestra patente de desprecio hacia la libertad de expresión y manifestación, que pone en tela de juicio su sinceridad democrática y que es más propia de su pasado como dirigente de la organización maoísta ORT (cuyas juventudes exaltaban al dictador Stalin y cuyos objetivos eran la implantación del socialismo y comunismo a través de una etapa revolucionaria y la dictadura sobre la oligarquía financiera y terrateniente), que de una persona que, en la actualidad se dice -aunque no lo demuestra- tolerante y partidaria de la libertad.
La ADVH cree conveniente recordar una vez más que en fechas recientes, en debate mantenido con el actual presidente de ADVH en la TVG, D. Manuel Monge eludió reiteradamente criticar a los dirigentes de partidos y sindicatos de izquierda que, durante la II República se mostraron partidarios de la guerra civil, la represión y la dictadura, a pesar de que José María Permuy le apremió a hacerlo una y otra vez.
José María Permuy Rey
Presidente

martes, 10 de marzo de 2009

IZQUIERDA UNIDA Y LA MEMORIA HISTÓRICA

La Coruña, 10 de marzo de 2009


COMUNICADO DE PRENSA

sobre Izquierda Unida y la memoria histórica

La Asociación para la defensa de la verdad histórica se pregunta si Izquierda Unida desea quitar la calle a Juan Canalejo para ocultar la responsabilidad de los comunistas en las matanzas de Paracuellos.

El “Consello Comarcal de Esquerda Unida” ha criticado estos días al Presidente de Unión Coruñesa, Carlos Marcos, por sus declaraciones en contra del modo en que se está aplicando la ley de memoria histórica en nuestra ciudad.
ADVH, que ha felicitado a Carlos Marcos por la coincidencia entre sus planteamientos y los de la asociación, se pregunta si Izquierda Unida pretende eliminar las calles y monumentos de aquellos que, de un modo u otro, fueron víctimas del terrorismo y la represión comunistas durante la II República y la Guerra Civil, para ocultar a la opinión pública la implicación del Partido Comunista o sus militantes en tan crueles hechos.
No hay que olvidar que Juan Canalejo (uno de los personajes cuya calle se quiere retirar) fue asesinado en Paracuellos el mismo día que Santiago Carrillo se afiliaba al PCE, y que siendo Carrillo Consejero de Orden Público de Madrid tuvieron lugar buena parte de los crimenes perpetrados en Paracuellos.
El recuerdo de aquellos acontecimientos puede traer a la memoria que el PCE - que forma parte de Izquierda Unida-, participó en la insurrección armada de octubre de 1934 contra la II República; defendía el régimen totalitario soviético; pretendía hacer de España una colonia al servicio de Stalin; asesinó durante la guerra, no sólo a personas inocentes pertenecientes al bando contrario, sino a militantes anarquistas y comunistas no stalinistas; apoyó a Hitler cuando se firmó el pacto germano-soviético, etc.

domingo, 8 de marzo de 2009

ADVH agradece a Carlos Marcos, de Unión Coruñesa, sus declaraciones sobre la Ley de Memoria Histórica

La ADVH ha escrito a D. Carlos Marcos, Presidente de Unión Coruñesa (UC), agradeciendo sus declaraciones públicas en contra de la sectaria aplicación de la Ley de memoria histórica en nuestra ciudad.
ADVH se felicita por la coincidencia entre la opinión vertida por D. Carlos Marcos y las reivindicaciones expuestas por ADVH a lo largo de las últimas semanas en los medios de comunicación coruñeses.
Tanto el Presidente de UC como la ADVH consideran que la Ley de Memoria Histórica se está queriendo aplicar de modo sectario y con un alcance que va mucho más allá de lo establecido por la ley, dado que se pretende retirar monumentos y placas de personajes que, o bien no participaron en la Guerra y la Dictadura (como Juan Canalejo), o bien fueron homenajeados por motivos distintos a la exaltación de la Guerra y la Dictadura (como es el caso de Millán Astray).
ADVH se ha puesto a disposición de D. Carlos Marcos para colaborar en todo cuanto se refiere a la correcta aplicación de la Ley de Memoria Histórica, y espera que otros partidos -que han recibido asimismo cartas de la ADVH- tomen postura al respecto.

viernes, 6 de marzo de 2009

ADVH SOLICITA AL AYUNTAMIENTO CONSERVE LA CALLE JUAN CANALEJO

La Coruña, 4 de marzo de 2009

La Asociación para la divulgación de la verdad histórica solicita al Ayuntamiento que, en virtud de la ley de memoria histórica, sea conservada la placa dedicada a Juan Canalejo

La ADVH ha escrito al Alcalde de La Coruña, D. Javier Losada y a D. Carlos González-Garcés, responsable de la comisión de expertos consultada para aplicar la ley de memoria histórica en nuestra ciudad, solicitando que la placa dedicada a Juan Canalejo sea conservada, en virtud del artículo 1 de la ley, que afirma ser objeto de la misma “reconocer y ampliar derechos a favor de quienes padecieron persecución o violencia, por razones políticas, ideológicas, o de creencia religiosa, durante la Guerra Civil y la Dictadura, promover su reparación moral y la recuperación de su memoria personal y familiar”, puesto que la ley no hace distingos entre los pertenecientes a uno u otro bando y Juan Canalejo no participó en la Guerra Civil ni en la Dictadura, ni mucho menos en los actos de represión habidos durante las mismas, sino que por el contrario fue víctima de persecución y violencia durante la Guerra por razones políticas e ideológicas, tal como dice la ley.
La ADVH ha pedido también que sean tenidas en cuenta las quejas de las asociaciones de vecinos y comerciantes que se verán afectados por los cambios en el callejero. En ese sentido, la ADVH, en comunicado enviado recientemente a los medios, ha escrito que los costes económicos que conlleve la retirada de placas de nuestras calles no sean asumidos por los particulares afectados, ni tampoco por el Ayuntamiento -que, afin de cuentas, se nutre de la contribución de todos los ciudadanos- sino por la Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica, que es quien protagoniza e impulsa esta “cruzada” iconoclasta.
La ADVH pide que se aplique la ley de memoria histórica en un sentido estricto y restrictivo, de tal modo que las modificaciones sean las mínimas posibles.
La ADVH recuerda al Alcalde y al responsable de la comisión de expertos que la ley ordena quitar monumentos y calles que exalten la Guerra y la Dictadura, pero que no es ese el caso de Millán Astray, puesto que la estatua y la calle que lleva su nombre no fueron puestas como homenaje a su adhesión al régimen de Franco sino por su condición de fundador de la Legión.
La Asociación para la divulgación de la verdad histórica ha remitido asimismo cartas a D. Carlos Negreira, jefe de la oposición popular en el Ayuntamiento, y al sr. Núñez Feijoo, presidente del PP de Galicia, pidiendo que ambos en sus respectivos ámbitos, y en la medida en que compartan las consideraciones de la ADVH, las defiendan públicamente.
José María Permuy Rey
Presidente de la ADVH
Noticias relacionadas:

martes, 3 de marzo de 2009

Entrevista a José María Permuy en Localia TV Coruña


video

Rogamos disculpen la pésima calidad de la grabación En breve subiremos una mejor.

El Presidente de ADVH entrevistado por Localia TV

Esta mañana, Localia TV Coruña ha entrevistado al Presidente de ADVH en relación con la aplicación de la ley de meoria histórica en nuestra ciudad.
La emisión de la entrevista se prevé será esta noche entre 21,30 y 22,00.

sábado, 28 de febrero de 2009

Los primeros documentos de ADVH

Sobre los perjuicios económicos causados por la aplicación de la ley de memoria histórica

En los últimos días, numerosos ciudadanos coruñeses, así como representantes de asociaciones vecinales y de comerciantes de nuestra ciudad han manifestado su desacuerdo con la retirada de algunas de las placas del callejero de La Coruña, puesto que ello va a suponer para muchas tiendas y negocios ubicados en las mismas, la realización de cambios en rótulos, publicidad, tarjetas, etc, cuyos gastos van a tener que afrontar.
La Asociación para la divulgación de la verdad histórica se solidariza con los afectados, y solicita que el Ayuntamiento de La Coruña aplique la ley de memoria histórica con arreglo a una interpretación estricta y restrictiva de la misma, de tal modo que sean conservadas el mayor número posible de calles y, de ese modo, el impacto económico negativo sobre los vecinos y comerciantes de nuestra urbe se vea considerablemente reducido.
Ha habido quien ha propuesto que sea el Ayuntamiento quien afronte el coste de los cambios. La Asociación para la divulgación de la verdad histórica, considera que la mejor ayuda que se puede proporcionar es la de dejar las calles como están. No es bueno que los comerciantes tengan que hacerse cargo de los gastos generados por una mala aplicación de la ley de memoria histórica, pero tampoco lo es que tengamos que pagarlos el resto de los ciudadanos coruñeses. No olvidemos que el dinero del Ayuntamiento no cae del cielo ni lo sacan los ediles de sus propios bolsillos, sino que lo aportamos todos los coruñeses que pagamos impuestos.
Si alguien debiera afrontar esos gastos es la Comisión pola Recuperación da memoria histórica, tan empeñada en cambiar radicalmente los nombres de nuestras calles. Que sean coherentes y se ofrezcan a ayudar económicamente a los que se van a ver perjudicados por su “cruzada” iconoclasta.

La Coruña, 1 de marzo de 2009

José María Permuy Rey
Presidente

MEMORIA HISTÓRICA. Hai debate (TVG) 16/04/2007


video

SÍMBOLOS FRANQUISTAS. Hai debate (TVG) 20/11/2006

video